8 de diciembre de 2013

Cazando conejos con avancarga

   De todos los tipos de caza que he probado, la caza del conejo con escopeta de avancarga quizás sea la que más me gusta, tiene varios factores que la hacen única, el trabajo de los perros (sobre todo en la zarza) los disparos a tenazón ó "al saque" como también se les conoce, necesarios por la gran rapidez de estos roedores a los cuales en la mayoría de ocasiones solo se dispone de décimas de segundo para disparar,  y por supuesto la buena cantidad de tiros que suele ofrecer esta caza que nos hace disfrutar a fondo de la escopeta.

   Cazar conejos con avancarga tiene su ciencia, no es lo mismo que hacerlo con una semiautomática, en la mayoría de los lances solo podremos realizar un disparo y tenemos que asegurarlo. Los tiros son a corta distancia y tan rápidos que muchos se hacen sin terminar de encarar el arma por lo que es recomendable utilizar en la carga taco de corcho o fieltro prescindiendo de los modernos tacos de plástico contenedores, de esta manera conseguiremos una mayor apertura del perdigón y nos será más facil alcanzar los conejos sin destrozarlos por exceso de alcances desde tan cerca.

   La escopeta a utilizar ya es cuestión de gustos y de probar, yo los he cazado con escopeta de un cañón, de dos y hasta con un rifle Scout de Pedersoli del calibre .32 todos tienen sus pros y sus contras aunque particularmente recomendaría una escopeta de dos cañones con los cañones lo más cortos posible, con esto no quiero decir que no se pueda cazar conejos con una escopeta de Lorenzoni (tiro al plato) yo he cazado muchos con la Fowler de Ardesa y me ha ido muy bien, pero tener la opción de un segundo cañón siempre viene bien en caso de fallar el primero o dejar a la pieza tocada para evitar que se nos marche herida, algunas de las contras de la paralela es que se nota bastante la diferencia de peso sobre todo al final de la jornada y que hay que realizar las cargas de los cañones con más cuidado para no confundirnos, en este punto hay que tener especial cuidado cuando carguemos solo un cañón sin haber disparado el otro SIEMPRE se debe de realizar esta acción con los martillos bajados para evitar que un disparo fortuito nos coja en pleno proceso de carga y nos pueda herir. Yo siempre digo que el mejor seguro que puede tener una escopeta es que sus cañones apunten siempre a donde un disparo fortuito no pueda causar daños.


   Ahora os comentaré un poco la "receta" que yo utilizo para las cargas de la escopeta enumerándolas en orden según van cargadas en el cañón :

*En primer lugar la pólvora negra, granulometría FF con 70 grains de carga se hacen disparos sobradamente potentes, he hecho mis pruebas y con esta carga que explico aquí se traspasa una tabla de pino de 22mm. a 18 metros de distancia lo cual es de sobra aceptable para este tipo de piezas. Hay quien piensa que por poner más pólvora vá a cazar más, está completamente equivocado.

**A continuación el taco, como ya he explicado antes mejor de corcho ó fieltro y el largo entre los 12 y los 18mm. está bien.

***El perdigón, yo le pongo 36 gramos pesados, mediante un
cartucho cortado a medida que llevo colgado, el nº es recomendable un poquito más grandes de los que se usan con la escopeta convencional, al principio de temporada cuando no hace tanto frío usaremos del nº6 y a medida que avanza la temporada y se nos mete más el invierno aumentaremos al nº5, esto es por varias causas, el aire al estar más frío es más denso por lo que le cuesta más traspasarlo a un perdigón más pequeño y luego según avanza la temporada los conejos estarán más "cazados" y nos saldrán más lejos con lo que un perdigón más grueso nos llegará mejor, también su piel es más gruesa con la intensidad del frío.

****Por último la tapeta, esta se puede usar de corcho, cartón o plástico y siempre hay que hacerles un pequeño agujero con una aguja para que nos bajen bien por el cañón pues si no la presión del aire nos complicará la carga, yo recomiendo las dos primeras por el tema ecológico pues las de plástico tardan más en descomponerse y tenemos que cuidar de nuestros montes para que también puedan cazarlos nuestros nietos.
   

   Con todo esto creo haber explicado un poco como es la caza del conejo con escopeta de avancarga, hay que tener un especial reconocimiento hacia nuestros perros de caza pues esta modalidad sobre todo si se practica en zona de zarza o espinos es especialmente dura para ellos, y de los perros dependerá en gran medida que tengamos éxito o no, pues los conejos se ocultan muy bien en zonas espesas y la única manera de que salgan y se nos pongan a tiro es que nuestros perros entren a sacarlos, por eso en esta modalidad se suelen emplear razas pequeñas y de pelo duro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario